No te enamores de ofertas que terminan siendo estafas

Todos hemos caído en la tentación de comprar más de lo que pensábamos por jugosas ofertas que nos hacen en las tiendas. Bueno, como dice un refrán popular: una vez al año no hace daño. El problema viene cuando la oferta termina siendo una gran estafa. El proyecto estafas Tecnocio, por ejemplo, habla mucho sobre el tema. Y es que cada vez más personas son víctimas en Internet de estafadores que los timaron con atractivas ofertas en tiendas y otros sitios.

 

¿Qué hacer? No caer enamorado de la primera oferta con que te encuentres. Primero analiza el sitio que te la propone, busca referencias, criterios, ¿es un sitio conocido?, ¿has comprado otras veces ahí?, ¿estás seguro de que se trata de una web confiable? Hay que hacerse muchas preguntas. Si es un sitio bien conocido que sabes que es confiable no hay por qué tener miedo. Ahora, si por casualidad llegas a un sitio al que nunca has entrado y hay una oferta de esas que te dejan con la boca abierta, cuidado. Investiga primero antes de dar el número de tu tarjeta de crédito. Prevenir es mejor que lamentar.